Brahman

Semental
Hembra Brahman

 

Los ganaderos comerciales del país “se han europeizado demasiado” y están teniendo problemas por la falta de rusticidad de los animales; por eso ahora vuelven la vista al Brahman, dice el criador Mario Camarena Obeso al augurar un futuro prometedor para esta raza, que en su opinión es con mucho la más buscada entre las cebuinas para las cruzas con ganado europeo. “Nuestros nú­meros del Brahman se acercan a los de países como Colombia, con ganancias de peso similares a las de las razas europeas, por lo cual va a aumentar su va­lor y demanda en estos próximos años”, asegura el propietario de El Tempizque, productor de Brahman, Original Braunvieh y Simmental en el municipio de Etzatlán, Jalisco.
No es un típico rancho criador de Brahman. Su ubicación de altiplanicie y su clima –tropical seco y con temperaturas bajo cero en el invierno– son un reto para criar cebuinos, pero aquí el Brahman se ha desempeñado magníficamente. La temporada de llu­via es de sólo cuatro meses y no hay mucho alimento disponible; sin embargo, los animales caminan todo el potrero en busca de agua (hay un solo abrevadero en las 300 hectáreas), se las arreglan con pasto seco y ramonean los arbustos. Su único suplemento es po­llinaza en las secas y sales minerales todo el año; con eso basta para mantenerlos en muy buen estado.

 

 

Manejo

 

La genética Brahman de El Tempizque es de origen jalisciense. Luego adquirió algunas hembras de Hudgins y empezó a inseminar el hato con los mejores toros del catálogo internacional. Además importó tres sementales también de Hudgins, de los cuales el mejor ha sido JDH Mr. Manso 663/3 (hijo de Charly Jazz), un animal moderno, mediano, muy ancho, cuya principal característica es un tren pos-terior impresionante y que ha dado extraordinarios resultados sobre todo en las hembras, las que here-dan una precocidad difícil de encontrar en la raza. Estas vaquillas –asegura Mario Obeso– entran en calor a los 16 o 17 meses, como si fueran europeas, sin necesidad de sincronización. Aparte de esto, su selección busca animales fértiles, cárnicos y con pro­ducción láctea suficiente para criar buenos becerros. La talla mediana es muy deseable porque una vaca así produce lo mismo que una grande con menos re­querimientos y espacio.
Su hato actual es de 120 hembras más otras 100 dedicadas a la cruza F-1 con Suizo, que tiene gran demanda, y a producir receptoras para un programa de trasplantes en crecimiento. Como aún tiene pocas de éstas, y además prefiere implantarlas bajo calor natural, es necesario congelar los embriones recolec­tados; así tiene un porcentaje de preñez de 50% a 60%, pero cree que podría llegar a 75% con un buen número de receptoras sincronizadas.
El objetivo de la explotación es llegar a 300 vacas Brahman puras; por eso casi no vende hembras, pero sí la mayoría de los toretes luego de seleccionarlos al destete bajo criterios rigurosos relacionados con el desarrollo, buenos aplomos, estructura ósea y cár­nica, posición de giba, prepucio corto, testículos y otros. Cada vez son más los que pasan las pruebas, lo cual indica un mejoramiento de la selección, pero todo aquel que no lo hace se vende de inmediato para la engorda.
El programa de desarrollo ponderal de la AMCC, con pesajes mensuales, lo complementa Camarena con un programa computacional que adquirió y uti-liza para todo el manejo del rancho con el auxilio de su hijo Mario, ingeniero zootecnista que se ha incor-porado de lleno al negocio familiar. La informática ha ayudado mucho, por ejemplo, para reducir el promedio de días abiertos de 200 a 100 o 110, un problema común en el Brahman, admite Camarena, pero que él ha resuelto a base de sincronizar el ga-nado y, como dijimos, de utilizar toros que mejoren este aspecto.

En 1999, El Tempizque recibió la Medalla al Mérito Ganadero de Jalisco en la especialidad de bovinos de carne. La declaratoria señala que se otorga el premio, entre otras cosas, por “tener las técnicas más modernas en reproducción” y “facilitar a los ganaderos la adquisición de sementales, semen y embriones a un precio muy accesible, aportando con ello su granito de arena para mejorar la gana-dería en México”.